• Benedicto Jiménez

Sabotajes



¿Por qué el autodenominado Militarizado Partido Comunista Peruano (Grupo terrorista del Vraem), realizan sabotajes contra las antenas de Claro y Movistar?


El sabotaje es una de las cuatro formas de lucha . Las otras son las denominadas acciones guerrilleras (asalto, emboscada, hostigamiento, desarmes, ataques y derribo de helicópteros), aniquilamiento selectivo y propaganda.


Han querido justificar esta forma de acción y deslindar posición con el grupo liderado por Guzmán en el sentido de que su política no es ejecutar acciones de sabotajes como voladura de puentes y torres de alta tensión, tampoco realizar izamientos de banderas, pintas, secuestros, amenazas, chantajes, usar pasamontañas, extorsionar, enviar misivas pidiendo un monto de dinero, ejecutar a personas civiles dejando cucuruchos y carteles escritos de “así mueren los soplones”, pero en la realidad, lo hacen no obstante que dicen en sus documentos que este tipo de acción (sabotaje), caracterizó al período de la línea oportunista de “izquierda” y de derecha encabezado por "Gonzalo".


En cuanto a los sabotajes y aniquilamientos selectivos se tienen que realizar “definiendo exquisita e inconfundiblemente” cuáles son las propiedades e intereses de los miembros del exiguo número de la parte predominante de los empedernidos recalcitrantes contrarrevolucionarios y anticomunistas pro yanquis y pro chilenos, y jurados agentes genocidas civiles o militares del pueblo y de la nación peruana porque de otra manera, sería erróneo aplicar el mismo estilo indiscriminado del terrorista "Gonzalo”.


Consideran que los sabotajes son necesarios para debilitar o entorpecer las propiedades e intereses de los más empedernidos recalcitrantes contrarrevolucionarios y anticomunistas, golpeando las propiedades e intereses de los vendepatrias y proyanquis, así como las oligarquías nativas.



Pero que una acción de sabotaje, debe estar íntimamente ligada a aniquilar a las “fuerzas vivas del enemigo” o ligada a golpes económicos para generar y atizar las contradicciones en el seno de las oligarquías nativas y explotar las contradicciones inter-superimperialista.


Según la coyuntura política , no descartan los sabotajes para derribar torres de alta tensión para generar apagón o destruir cualquier otra construcción que tiene relación con específicas acciones militares, como es contener apoyos o impedir refuerzos del enemigo.

En el año 2013, hubo sabotajes contra las antenas de Claro y Movistar en acciones simultáneas.


Se saboteó la antena parabólica de Claro en Soledad, caserío de Huachocolpa-Tayacaja-Huancavelica el 20 de marzo del 2013, resultando 12 paneles solares destruidos, 12 baterías secas destruidos, saboteados equipos de radiogoniometría, escaneo, interceptación de comunicaciones y radares.- Ese mismo día, sabotaje a la antena parabólica de Claro en Balcón, anexo de Huachocolpa-Tayacaja-Huancavelica a las 9pm., dañando 12 paneles solares destruidos, 12 baterías, equipos de radiogoniometría, escaneo, interceptación de comunicaciones y radares. Era una acción de sabotaje simultáneo. También la antena de Movistar en Llochegua-Huanta-Ayacucho.


El 25 mayo del 2013, se saboteó la antena de telefonía en Cochabamba. Tayacaja-Huancavelica (Hora: 6.40pm), y la antena de telefonía en Ucuchapampa, anexo de Huachocolpa-Tayacaja-Huancavelica (Hora: 11.20pm).

El 23 julio 2017, sabotearon la antena Movistar en la licalidad de Llochegua, cortando el fluido eléctrico, usaron dinamita y dispararon a los tambores receptores de la antena.


El objetivo de sabotear las antenas de Claro y Movistar, la primera de propiedad de América Móvil Perú S.A.C., que opera en el sector de las telecomunicaciones de Perú desde 2005 con servicios de telefonía, internet, y televisión fija y móvil, subsidiaria de la empresa de comunicaciones mexicana América Móvil (marca brasileña de servicios de comunicaciones presente en toda América Latina, creada el 17 de septiembre de 2003 en Brasil a partir de la fusión de varios operadores telefónicos en ese país), es para “generar y atizar las contradicciones en el seno de las expresiones del súper imperialismo”, entre otros motivos que pasaremos a exponer .


Refieren en sus documentos que Claro y Movistar son empresas “Chupasangres “, que han convertido a las pobres masas populares en su mercancía barata, debido a que en cada palabra que pronuncian tienen precio y los programas de manipulación mental y degeneran fisiológicamente a las masas como los programas basura; en el teléfono celular, los embrutecen y manipulaban, principalmente a los niños y a la juventud, introduciéndoles a través de los cinco sentidos las podridas políticas neoliberales de centrarse en quehaceres domésticos, rutinarios, la familia, ser hijo, música, bailes (como ‘el baile del caballo’) y ‘la sombra de la lluvia’, telenovelas, cuentos.


Otros sabotajes selectivos fueron el Gas de Camisea, y refieren que lo harán de manera continua. Cada vez de mayores proporciones porque son intransigentes a realizar “concesiones positivas” (pago de cupos), que constituye una falta de respeto mutuo con el militarizado Partido Comunista del Perú.



Asimismo, los sabotajes a las antenas de telefonía de Claro y Movistar serán ejecutadas de manera continua porque la bajo la tapadera y camufle de progreso y desarrollo’ en el VRAEM, el Perú y en todos los países y lugares de todo el mundo, cumplen y sirven a montar en primer lugar, un plan de soplonaje contrarrevolucionario y antipopular de la privacidad; en segundo lugar, sirven al plan siniestro de manipulación de la mente y el alma de la humanidad entera en particular de la niñez y de la juventud para lavarles el cerebro con trasnochadas, corrompidas y degenerados programas y políticas neoliberales, con el objetivo de convertirlos en zombis para conducirlos como a manada; de esta manera, hacer del caduco, perverso e injusto sistema capitalista superimperialista mundial, un imperio perdurable; en tercer lugar, porque despellejan, succionan la sangre y el sudor de la humanidad entera principalmente de los más pobres porque a cada palabra de cada masa lo han convertido en su materia prima y mercancía gratuita y barata; y de manera sutil, ejecutan planes de control absoluto de la población nacional y mundial.


Las empresas Claro y Movistar, como tentáculos del monopolio mundial de telefónica, juegan un papel siniestro en la línea de los "opresores capitalistas súper imperialistas", señalando lo que debe saberse, oírse, leer, comer, trabajar para procrear, tal como quieren ellos ; entonces, justifican las acciones de sabotaje , no solo oponiéndose a estas empresas sino actuando contra ellas , destrozándolas y expulsándolas .


El autodenominado “Militarizado Partido Comunista Peruano” no sólo tiene como objetivos sabotear a Claro y Movistar sino también a los medios de comunicación masiva, incluidos, Internet porque consideran que los teléfonos celulares deben servir a la educación científica de las masas populares y de la humanidad entera en su lucha por el justo y venerado socialismo y comunismo mundial, y no para ser controlados, manipulados y ser convertidos en materia prima gratuita y barata.


Esta justificación del porqué sabotean Claro y Movistar y todo lo que significa Internet, sería como volver a la etapa cavernaria, es algo monstruoso; por lo que no se debe aceptar ni permitir. Las fuerzas del orden deben desarrollar un plan de operaciones psicológica, para destruir las razones para atacar estas empresas de telefonía.



Benedicto Jiménez.


218 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram