• Luis Terry

Pinot Grigio, un blanco con mucho carácter



El Pinot Grigio o Pinot Gris es un tipo de uva blanca. Una de las características de esta variedad es la coloración de la piel de la uva con que es elaborado: es más oscura que otros tipos de uvas blancas.

Cada tipo de Pinot Grigo es distinta según el lugar en el que crece, generando vinos distintos, con sabores variados. Esta uva es originaria de Francia, más concretamente de la región de Alsacia. De igual forma, la uva Pinot Gris se cultiva en distintas regiones del mundo. Entre ellas destacan los vinos producidos en Alemania, ya que la región alsaciana es limítrofe con el país germano. Además, no podemos dejar de mencionar el Pinot Grigio italiano que es de suma calidad. Aunque hay otros lugares donde también se han subido al carro de su producción, como son Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Chile y Argentina.

Las características de este vino varían según su procedencia, pero en términos generales podemos decir que dentro de la amplia producción de vinos a base de la Pinot Grigio podemos encontrar desde vinos livianos hasta vinos con mucho cuerpo.

El color puede variar entre el amarillo limón típico del Pinot Grigio francés, al amarillo pajizo de los Pinot Grigio producidos en Italia. Asimismo, el Pinot Grigio suele tener un aroma frutal con notas que recuerdan a las peras y las manzanas. En cuanto al sabor, suele ofrecer cierto sabor cítrico y frutal, levemente picante y con alguna reminiscencia de almendras.


Estos vinos son excelentes para este verano que nos agobia a todos: son frescos, de buena acidez. Si deseas combinarlo con algo, puede ser un excelente carpaccio de salmón o incluso solo para apagar el calor.



Luis Terry.


49 vistas