• Nación

Perú - Brasil, una derrota con sabor a robo



Todo el Perú, hasta la noche de ayer, mostraba una expectativa muy grande respecto al partido Perú - Brasil, de las 19:00 a realizarse en el estadio nacional. Lo que sucedió después de las 19:00, fue una tragedia griega. Aquí resumiremos el porqué.


El minuto 6', fue la gloria inicial para los peruanos pues Andre Carrillo anotó un golazo directo a la red.


Luego cambios en Brasil, atenciones medicas y una tentativa de empate, por parte del rival. Hasta ahí, todo bien, juego limpio. A partir del minuto 17´ Neymar empezó con lo de siempre; tirarse al piso y reclamar faltas, hasta el minuto 28' en que consigue su penal. Anota el gol, y el ansiado empate carioca.


Del minuto 30´ al 33´ Neymar anota un gol que es anulado por el arbitro y confirmado por el VAR como fuera de juego. Se empieza a notar la diligencia del arbitro sobre Brasil. Minuto 37´ empiezan las amonestaciones, tarjeta amarilla sobre Tapia, por ¡Oh coincidencia falta sobre Neymar!. En adelante, Neymar sigue buscando penales, al estilo que hasta sus mismos fans conocen, con piruetas y volteretas. De momento, no lo consigue, nos vamos al medio tiempo con empate 1-1.


Cabe resaltar, que si bien Brasil tuvo mayor posesión del balón, no tuvo ataque, Perú si, pero no fue suficiente, debió buscar otro gol.


Minuto 46´, se retoma el juego parejo y con efectivamente mayor ofensiva por parte de la blanquirroja. Desde el 53´ Neymar retoma las piruetas histriónicas, aunque de tanto en tanto buscando gol.


Minuto 59' GOOOL de Renato Tapia, gol limpio y bien jugado 2-1 a favor de Perú. Reacciona Brasil al minuto 63', donde Richarlison anota un gol en medio de una disyuntiva por posición adelantada, que se hace larga, casi interminable; hasta que es revisada por el arbitro y el VAR durante 5 minutos, favoreciendo a Brasil en el minuto 70', volviendo el marcador al empate 2-2.



A partir de ese momento es cuando todo se empieza a descontrolar, y el nombre del arbitro Bascuñán, toma el protagonismo (en lugar de los jugadores, ademas de Neymar), en el encuentro, por su especial diligencia en favor a Brasil.


Cambios en Brasil, y vuelta a las volteretas de Neymar, no cabía duda, buscaba su penal. Lo consigue, en el minuto 80'. Para ello, en cambio no hay revisiones prolongadas, el arbitro chileno Julio Bascuñán, toma la muy controvertida decisión de cobrar el penal. Minuto 83´, gol de Neymar. Penal anotado, lo logró. 3-2, a favor de Brasil.


Al 86' Zambrano protagoniza un incidente con Richarlison, y Bascuñán le saca tarjeta amarilla, por supuesto a Zambrano. Después el arbitro revisa el VAR y cambia la tarjeta amarilla por roja. Carlos Zambrano es expulsado dejando al Perú en inferioridad. Ese es el momento que indignó más a los peruanos. El aparente encono de Bascuñán, hacia con Zambrano.




Al minuto 90', Cueva entra por Tapia pero el partido estaba consumado. Al minuto 93', con un Perú disminuido y desmoralizado, Neymar anota un gol regular marcando el remate 4 a 2.


Minuto 98´, final del partido. Derrota del Perú, triunfo de las dotes histriónicas de Neymar, y de Bascuñán.


Con todo lo relatado, la conclusión a la que llegamos, ademas de la clásica "Los partidos se ganan con goles, no con posesión del balón, ni jugando bonito", es que hay que añadir que los partidos; en el 2020, también se ganan con un arbitro a tu favor, o con mucho teatro y maña. Ahí esta el robo, trapacería.


Vivimos tiempos donde la "Tecnología", desvía los partidos de la ética y el sentido común. Por lo cual, con estas nuevas "reglas" que conocemos, al Perú si quiere clasificar, le tocará jugar en esa clave, porque ayer, jugo limpio. Por eso perdió.


Por eso, nuestro sincero abrazo y reconocimiento a los chicos de nuestra selección. Pero ya saben, para la próxima "avívense", pues en el fútbol de hoy, hay mucho teatrero y arbitro zorro viejo, los de ayer no serán los únicos.



  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram