• El Íbero

Las paradojas del indigenismo



El indigenismo es una corriente ideológica que idealiza a las culturas amerindias con lo perfecto, lo armónico, lo puro, la plenitud con el universo, etc. Y que todo lo que vino del otro lado del océano desde España es malo, lo peor, lo que nunca debió haber pasado pues sólo trajo calamidades, en fin... El victimismo de siempre.


Todo esto de pensar que en la época prehispánica era todo mejor y eran todos más felices, sería algo muy bonito, si no fuera por la cantidad de paradojas y contrariedades que el indigenismo tiene:


1. Es la teoría del "buen salvaje" por la cual se entiende que el hombre es bueno por naturaleza, sólo que la sociedad luego les corrompe. Como si la sociedad fuera un ente intruso en el ser humano, y no fuese un conjunto de hombres y mujeres, supuestamente bondadosos por naturaleza.


2. Se afirma que España fue el opresor implacable que no dejó nada bueno, curioso que lo digan haciendo uso del idioma que dejó España, la misma lengua castellana que hace posible que puedan dar estos discurso a multitud de culturas indígenas diferentes que antes de los españoles no tenían ningún idioma en común para entenderse.


3. Se apela a la bondad de las etnias precolombinas y la paz que reinaba entre ellas, cuando la realidad es muy diferente, está comprobado históricamente que estaban en continua lucha entre ellos mismos, realizaban sacrificios humanos, y la práctica del canibalismo era algo muy frecuente.


4. En lo que a su política se refiere, va de la mano del socialismo marxista, los mismos líderes indigenistas son a su vez líderes socialistas. La misma política que uniforma las mentes de todos sus súbditos con un solo credo de conciencia de clase explotada, cuando se supone que hablar de indigenismo es hablar de multiculturalidad. La misma política que gaseó a poblados enteros arraigados en sus tradiciones por resistirse a seguir sus dictámenes en la Rusia soviética, cuando se supone que hablar de indigenismo es hablar de respeto a las tradiciones. Y el mismo socialismo que en la China maoísta mató a millones de personas de hambre al llevar a cabo una revolucionaria y desastrosa reforma agraria porque detestaba la sabiduría milenaria de los campesinos chinos, cuando se supone que hablar de indigenismo es hablar de respeto a los saberes milenarios.


5. Anima a adorar a dioses precolombinos cuando la gran mayoría de la sociedad hispanoamericana es increíblemente católica, pero se dice que se impuso el cristianismo a la fuerza, pero esta realidad, muy difícilmente se habría conseguido con la violencia, pues por imposición obligatoria el efecto hubiese sido el contrario, el rechazo al cristianismo.


6. Se quiere conservar a las tribus -como si de unas antiquísimas reliquias se tratara o como si fueran especies animales en peligro de extinción- de forma intacta para que nada perturbe su pureza cultural y espiritual. No obstante, desde que el hombre es hombre, las sociedades nunca han sido algo estático, al igual que el ser humano nunca deja de aprender, todo tipo de agrupaciones humanas están en continua evolución y cambio, siempre han aprendido de otras que les aportaban algo nuevo, y a eso no se le puede llamar invasión, los nativos también aportaron a los españoles mucho conocimiento. Con esto no quiero decir que todo fue de color de rosa y no hayan habido lógicos enfrentamientos con tribus hostiles en tiempos de la conquista.


7. Se dice que los procesos de independencia se iniciaron para liberar a los indígenas, pero que todavía no se han liberado en 200 años pues fue brutal la represión española durante 300 años. Y yo me pregunto que si la era prehispánica, cuando supuestamente reinaba la paz y la armonía, duró milenios, cómo consiguieron los españoles en relativamente tan poco tiempo echarlo todo por tierra, y cómo no han retomado ya su camino pues no sucedió ayer cuando fueron liberados del yugo español.


8. Es una buena paradoja que en la era hispánica, las nacionales que existían a parte de la española no eran Chile, Argentina, Paraguay, Bolivia, etc… pues éstas aún no se conocían pues ni se habían fundado, las que sí existían eran las naciones indias. El pueblo mapuche fue reconocido por la corona española, de hecho, ellos celebran con entusiasmo el día en que se les otorgó tratamiento de nación. Pero en la era republicana estas naciones dejaron de ser consideradas como tal, también muchas misiones fueron abandonas dejando a los indígenas a su suerte, aboliéndose las Leyes de las Indias perdieron su protección legal y fueron víctimas de infinidad de abusos. Y todos los males se achacan a la era española.


9. También quieren ignorar el hecho de que los españoles escribieron la gramática de más de 80 lenguas nativas, de no haberlo hecho, muchas de estas lenguas, que tanto reivindican los indigenistas, habrían desaparecido.


10. Tal es la obsesión del indigenismo por el anti-racismo que lo lleva hasta el límite, creándose una ideología que podríamos llamar “racismo al revés”. Si el racismo es considerar a los descendientes de los nativos como humanos de segunda categoría, el “racismo al revés” es considerar a los descendientes de los europeos como no aptos. De este modo, se llega al absurdo de pensar que un descendiente de nativos lo hará mejor sólo por el hecho de ser descendiente de nativos.


11. No es una teoría que les llame la atención a los verdaderos indígenas, a estos les trae sin cuidado el indigenismo, ya que suelen preocuparse de cosas productivas como por ejemplo si mañana van a tener semillas para sembrar su tierra, a ellos no les interesa entender este tipo de conceptos ideológicos.


12. Hacen falta carreteras, hospitales, escuelas, infraestructuras, protección del trabajo, una justicia justa, una policía que no sea corrupta… Hay muchas cosas que hacer para conseguir el desarrollo merecido para nuestras naciones hispanoamericanas, y el indigenismo no hace otra cosa que mirar al pasado de forma quejicosa y victimista, y apelar al presente vanagloriándose de libertades, democracias y patriotismos que dicen haber conseguido. Sólo se busca el populismo constante como cortina de humo para que la misma población ignore la realidad del país, atendiendo únicamente a temas baladís llenos de entusiasmo patriótico, reivindicativo y promesas futuras. Pero no cuentan las promesas, sólo las realidades.


Lo que podemos ver en la foto, es a mucha gente que antes se entusiasmaba con las políticas populistas, y se han dando cuenta de lo ineficaces y perjudiciales que son. Por sus frutos los han conocido.


Mateo 7:15-20


15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.


16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?


17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.


18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.


19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.


20 Así que, por sus frutos los conoceréis.




El Íbero