• José Luis Patsias

La generación del bicentenario: La generación que hemos malcriado


En los últimos años hemos experimentado una regresión social muy grande y actualmente los poderes de la descomposición social los podemos ver a nuestro alrededor.


¿MARCHAS ESPONTÁNEAS?


Estas últimas semanas se ha visibilizado diversidad de protestas manchadas con vandalismo, violencia, agravios, insultos; no solamente en EEUU, sino en Latinoamérica, e inclusive en países europeos.


Aunque hay derecho de protestar ante tantas situaciones que ocurre en nuestra sociedad, ¿Qué tiene que ver el vandalizar iglesias, atacar a la familia tradicional, promover el asesinato del no nato, querer destruir las leyes, destruir bienes públicos, históricos o incendiar centros comerciales?



Otro punto en común, es ver que estas convocatorias aparentemente fueron influenciadas y manipuladas, por diversos grupos políticos e ideologías de izquierda, medios de comunicación, ONGs y GRUPOS DE PODER; Que de manera muy sutil nos dejan ver la agenda oscura que tienen detrás. Mientras ellos acumulan dinero y poder, se creen impunes y exentos de juicios de moral, y que piensan que la sociedad jamás tendrá conocimiento de esto.


EDUCACIÓN:


Hasta el 2018 el PERÚ se ubicaba en el puesto 64 de 77 países del programa internacional de Estudiantes PISA 2018 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). (Esta prueba se toma cada 3 años).


Los resultados en comprensión lectora, matemática y ciencia se ubican por debajo de Chile, Argentina, México, Colombia y Brasil. Y no mencionamos la Educación Cívica, Historia del Perú, Cultura general, además de los valores y principios que se han quitado porque ahora se quiere enfatizar una “educación con enfoque transversal de género e ideologías”.



MORAL:


Considero que la moral son las diferentes acciones que le van a dar la oportunidad al ser humano, de ayudarse, de crecer en cuanto a su personalidad dentro de una sociedad o entorno. El conocer cuáles son los valores y que estos sean enseñados a través de la educación tiene que ver con el hecho de lograr perfeccionar al ser humano, en sus diferentes áreas familiar, cultural, étnica, social de manera que no exista ningún ámbito donde el hombre no pueda desarrollarse como persona.


Lamentablemente los antivalores han invadido con creces todos los sectores y vemos continuamente escenas de violencia, asesinatos, robos, secuestros, asesinatos, deshonestidad, injusticia, etc.



ESPIRITUALIDAD:


A la nueva generación le instalaron la idea de que la espiritualidad (el cristianismo) es malo, solamente para convertirnos en herramientas de consumo: poblaciones des-espiritualizadas, con odio a todos los valores occidentales. Con la idea que construir una población basada en el placer y lo superficial, destruyendo así la mente de los jóvenes que serían los próximos a liderar y hacer de este mundo un lugar mejor.


Muchos jóvenes ahora tienen aversión hacia lo tradicional, la familia y el matrimonio tradicional. Sienten rechazo hacia la religión y también a la iglesia, a través de ciertas ideologías impuestas.


Los jóvenes ahora no quieren que se les hagan notar que están equivocados, necesitan tener la razón todo el tiempo, así han convertido a los dueños del futuro en NIÑOS MALCRIADOS. Gracias a un lavado de cerebros masivo, mostrando la soberbia como una cualidad a través de series, películas, documentales, donde ahora los héroes de esta generación son socialconfusos, degenerados, vendedores de drogas, delincuentes, etc.


Otra parte perversa de este plan sistemático de idiotizar una generación por completo, es por ejemplo promover ideologías que lleven a mutilar los genitales a los niños, convertir el feminismo en lucha entre varones y mujeres (sexos enemistados), promover ideales que contrario a la familia y el matrimonio tradicional.



GENERACIÓN DE CRISTAL Y LA VERDADERA GENERACIÓN DEL BICENTENARIO:


La llamada generación equivocada, la generación del cambio, es la generación que más se queja, la que más ha recibido, pero es la que menos ha sufrido. La generación WIFI, que todo lo tiene al alcance de un click, que está acabando con la “femineidad” y quiere “nuevas masculinidades”, la generación ecofriendly y animalista pero que aborta bebés.


Es tiempo de replantear el rol de los padres, en cuanto a inculcar los valores y las creencias de cada persona y amar nuestra cultura. Porque toda esta reingeniería destructiva que hemos visto, TRATA de un grupo de gente acumulando dinero y poder a costa de la HUMANIDAD. Despierten a sus hijos, oblíguenlos a estudiar, porque una generación culta, espiritual y bien formada no será fácilmente engañada.


LA VERDADERA GENERACIÓN DEL BICENTENARIO, es la que está dispuesta a defender su fe, su patria, su cultura, su tradición, su familia contra toda imposición ideológica del Nuevo Orden Mundial. Es la generación que se esfuerza día a día para formar familias sólidas con valores y principios y trabaja arduamente sin exigir privilegios y subsidios. Son Los policías que se sacrifican para proteger al ciudadano, el profesional de la salud que lucha aún sin tener todos los implementos adecuados.


La verdadera generación del bicentenario, es aquella que no teme ir contra de la opinión mayoritaria, que opina lo que piensa y no lo que está de moda. La generación que produce, que emprende y tiene por ideal supremo el servicio al prójimo, antes que servirse de los demás. Aquella generación que sabe que llevar una vida con respeto, responsabilidad, valores, disciplina y sacrificios, es la mejor muestra de dar gratitud a quienes nos antecedieron y construyeron nuestra nación.


José Luis Patsias (Ex Lgtb Perú)