• Nación

La "Cleopatra", que Egipto no quiere.


Gran polémica en Egipto y el mundo entero, ha desatado la "elección" de la actriz IsraeIí Gal Gadot, para una nueva adaptacón de Cleopatra (La reina greco-macedonia más famosa del Imperio Egipcio), en el cine. Esta actriz quien interpretó a la "Mujer Maravilla", en su último remake del 2017, en aquel momento también vivió la polémica; cuando las comparaciones de los fans, de la belleza monumental de la primera "Mujer Maravilla", la estadounidense de ascendencia Irlandesa y Mexicana, Linda Carter; expresaron que la actriz hebrea Gadot, no daba la talla físicamente.


En esta ocasión la disconformidad va más allá, pues no sólo abarca lo físico o étnico, sino también cuestiones políticas y hasta históricas.


Empecemos por lo físico, la última reina de Egipto, Cleopatra III, fue una reina greco-macedonia, un estudio reciente de la egiptóloga de la Universidad de Cambridge, Sally-Ann Ashton, indica que el físico de la última reina del Antiguo Egipto era mas o menos así: Cleopatra medía 1,52 mts de estatura (bajita), tenía una piel marcadamente oscura, y poseía un leve sobrepeso. Su rostro se caracterizaba por tener una gran nariz, ojos grandes, labios muy finos y una quijada puntiaguda.



Los datos revelados en aquella investigación, parecen coincidir con lo escrito por el historiador griego Plutarco, quien escribió que la reina de Egipto no era hermosa en un sentido convencional, pero tenía la capacidad de embrujar con su discurso.


Gadot en cambio, es una hebrea de ascendencia jázaro ashkenazí, que físicamente es así: Mide 1.78mts (es alta), de piel muy clara, sumamente delgada, nariz chata, ojos muy pequeños, labios medianos y una quijada pequeña. Es decir, todo lo contrario a lo que fue Cleopatra III. Aquí una foto cuando fue "elegida" Miss Israel 2004, donde podemos notar el biotipo físico exacto que tiene dicha actriz:



En cambio, quien dio vida la versión más famosa de Cleopatra III, la ganadora varias veces al Óscar, la espectacular Elizabeth Taylor; que si bien, no era de piel ligeramente bronceada como los antiguos reyes egipcios, sí compartía varios de los rasgos físicos con la verdadera Cleopatra: Medía 1.57mts (era bajita), ojos grandes, quijada puntiaguda y labios pequeños. Cabe resaltar que Taylor, no era enjuta como Gadot, sino mas bien una mujer curvilínea, algo mas cercano con la verdadera Cleopatra.



Si a esto le adicionamos el profesionalismo como actriz de primera categoría de Elizabeth Taylor, sin duda ella sí fue una gran elección. No por nada Liz Taylor ganó varias veces el Óscar y el globo de oro. Una actriz de método, quien hizo carrera en el cine desde niña, con singular carisma, ademas de una soberbia belleza, la cual dejó encandilados a famosos actores, cantantes, productores, y magnates de la época. La actriz más cotizada de la época dorada de Hollywood.



Vayamos al plano político, Gadot sirvió dos años al ejército del Estado de IsraeI, como instructora de combate, hacia el inicio de su carrera en el año 2006. Lo cual es mal visto por egipcios, árabes y palestinos, ya que se trata de una película situada en el Antiguo Egipcio, imperio que dominó muchas de sus hoy en día, zonas territoriales. El asunto es particularmente sensible para árabes y palestinos, pues en Medio Oriente, se vive un conflicto bélico precisamente con el Estado de Israel, lugar de donde procede, y sirvió dicha actriz. Al respecto la periodista Sameera Khan, criticó la elección, preguntandose quén en Hollywood "Pensaba que sería una buena idea elegir a una actriz israeIí como Cleopatra (con un aspecto muy soso), en lugar de una libanesa deslumbrante como Nadine Njeim". Lo extendió también a clave política diciendo:

"¡Que verguenza Gal Gadot!, tu país le roba la tierra a los árabes, y tu robas sus papeles en películas"


Finalmente vayamos al plano histórico, que junto al étnico quizá sean los que tengan más peso, pues se avalan en cómo en realidad sucedieron las cosas en el Antiguo Egipto, tiempo donde se adaptaría toda película acerca de Cleopatra III. Pues bien, históricamente, los eternos escIavos y sirvientes del Imperio Egipcio, fueron los hebreos; es más, el libro católico (La Santa Biblia), y el libro judaico (La Torá), así lo corroboran. Por lo cual, es comprensible el desagrado que pueda causar en Egipto la designación de Gadot, quien podría poner en ridículo a la figura de la mítica reina, al correr el riesgo de ser interpretada, por alguien perteneciente a un sector, que en tiempos de Cleopatra III (el período Helenistico), aún no era bien visto por los egipcios. Y de hecho, mirándolo del otro lado, debería ser sumamente preocupante para la comunidad hebrea; que una de sus mujeres, interprete a una figura, del Imperio que alguna vez los esclavizó, al punto de construir con su mano de obra subyugada, durante cientos de años; grandes monumentos, ciudades y pirámides.


Todos los puntos arriba expuestos, parecen indicar que Gal Gadot no es una buena elección, para seguirle la posta a la experimentada e imponente actriz, Elizabeth Taylor.


"¿Pero quién, podría interpretar correctamente a Cleopatra?"


Pues la respuesta es sencilla, muchas actrices tanto egipcias, como griegas, macedonias, libanesas, iraníes (Antiguo Imperio Persa); pues son lugares que pasaron por los dominios de Egipto en el Periodo Helenístico, durante las dinastías Macedónicas y Ptolemaicas, la etnia grecorromana como grecomacedonia se extendió por allí.



Aquí simplemente como ejemplo, una lista de las muchas actrices que encajarían tranquilamente con el perfil histórico, arriba descrito. La egipcia Tara Emad, María Meounos y Jennifer Aniston (ambas de ascendencia griega), la iraní Golshiffteh Farahani, la macedonia Natasha Petrovic, y por supuesto la guapísima libanesa Nadine Njeim.



Con este resumen queda claro, que para hacer buenas películas, en especial si se quiere tocar a la historia, con respeto, hace falta sólo profesionalismo y voluntad. Esperemos que los de Paramount Pictures, reconsideren aquella elección; si quieren hacer cine de calidad, y de paso que guste al publico. Pues todo indica que tanto Egipto, así como gran parte del mundo, no quiere a Gadot como Cleopatra.



152 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram