• Benedicto Jiménez

Guerra de minas



Las emboscadas con minas sembradas por el Grupo terrorista del Vraem


Este grupo terrorista focalizado en la selva peruana (VRAEM), consideran que las guerra de minas es un arte por lo que tienen que ser superiores a las Fuerzas Armadas y PNP porque además de “aniquilarlos”, es un golpe duro para su moral.


El día 29 de octubre 2020, una patrulla del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjunta (CIOEC) al wisky de Llochegua cerca a La Base Contrasubversiva Cuello, aproximadamente a las cuatro de la tarde pisaron una mina resultando heridos seis militares . A las cinco de la tarde del mismo día, dos helicópteros del Fuerte Pichari (Mi17 y Mi25) intentaron extraer a los heridos pero tuvieron que replegarse pero sí lograron insertaba por Fast Rope a una patrulla a que estaba en el helicóptero Mi17. En esos momentos ambas patrullas estaban siendo atacadas por los delincuentes terroristas del autodenominado Militarizado Partido Comunista Peruano (MPCP) , grupo terrorista del VRAEM, y se presumía que dentro de los seis heridos haya resultado muerto un militar y otro se encontraba grave .



En la documentación de este grupo terrorista se desprende que el arte de la guerra de minas requiere ser fiel a la política proletaria y si la violan, fracasan, que la audacia es el cálculo del genio porque advenedizos juguetones con la guerra de minas pueden colocarlas por donde no va pasar el enemigo, y si pasa , hasta lo pisotean y no activa, y otras se convierten en explosivos contra uno mismo, y las explicaciones estúpidas no faltan.

La guerra de minas es parte de lo que denominan “acciones guerrilleras “ considerada como un arte, parte de la estrategia y táctica de la guerra popular democrática prolongada unitaria total del Perú. No solo porque es efectivo en la guerra de aniquilamiento a las fuerzas del orden (se les causa rápidamente el mayor número de muertos, heridos, prisioneros y se le confisca armas), sino también, porque hace un impacto destructivo y trae por los suelos a la moral de las fuerzas armadas y fuerzas policiales “reaccionarias” del Perú.


Es considerada efectiva para aniquilar al enemigo y el impacto es destructivo y golpea la moral del enemigo. Consideran que desarrollar el arte de la guerra de minas requiere buena selección de los hombres, tanto para colocar, activar y desactivarlas por lo que seleccionan a los que son inteligentes, disciplinados y fieles a las leyes de la guerra de minas para defender y aplicar con suma seriedad, responsabilidad y ser contundentes y efectivos a la hora de aniquilar a las fuerzas enemigas porque la mala selección conduce a reveses y sacrificios innecesarios.



Sin lugar a dudas, no es la primera vez que este grupo terrorista utiliza minas en sus atentados y han tenido resultados en cuanto a muertos y heridos por parte de las fuerzas del orden , siendo este tipo de acción conocido como “ guerra de minas” dentro de sus formas acciones y procedimientos, como el sabotaje y ataque y derribo de helicópteros. En la tercera campaña y contracampaña político militar de cerco, aniquilamiento y desintegración antisuperimperialista principalmente yanqui y sus lacayos ( 1 de abril 2012- 25 de marzo 2019) llevaron a cabo el 14 de abril 2012 la emboscada a varias patrullas militares en Alto Kepashiato utilizando minas, a la una de la tarde, resultado tres militares muertos y nueve heridos , confiscando pertrechos militares.


El 22 febrero 2014, emboscaron con minado a dos convoy’s de la PNP en Cielo Punku-San Francisco-Huanta-Ayacucho dando como resultado el incendio de los dos vehículos policiales y el despojo de armas. La información radial propalaba que dos convoy´s de la PNP fueron emboscados con minados en Cielo Punku. El 24 de diciembre 2015 realizaron uniquilamiento con guerra de minas de tres militares en Virgen Qasa, camino hacia Lagunita, a las 11:00 am. Después de esta acción consideraron que la guerra de minas había que mejorarlas continuamente, porque es una forma de acción guerrillera muy efectiva y el enemigo, siempre buscará cómo golpearnos.



Esto no es novedad ya que en las áreas , se bien se enteran por soplones y orejones que existe una fuerza, inmediatamente saltan para ubicarse en la emboscada. Esta forma de actuar de la “reacción “ les brinda tremenda ventaja objetiva porque por propia decisión se ponen en movimiento hacia la zona de operaciones que no dominan y desconocen , ventaja solo a condición de que el comandante aplique la línea militar del Partido y no lo abandone como otros tantos comandantes que fueron incompetentes y se convirtieron en cebo y carnada del enemigo. El resultado de esta emboscada con minas se tradujo en tres militares “aniquilados” (2 heridos y 1 muerto).


Por información de las masas se enteraron que el enemigo siempre ‘minimiza sus derrotas y maximizan sus pequeños logros e incluso, se han convertido en “expertos” en montar sucesos y tergiversar la verdad’. En su documentación consideran que en el arte de que en la guerra de minas tienen que ser superiores al enemigo, porque iniciaron la revolución sin fusiles en la mano, solo contando con bombas caseras y petardos, pero que han ido sintetizando esas experiencias por lo que no han desarrollado este efectivo arte militar proletario.



La guerra de minas es una de las artes de la ciencia bélica, que impacta y destruye de manera efectiva a la moral del enemigo y es exigencia desarrollarla , estudiando y sintetizando , minuciosamente , cada acción y no caer en el contentamiento y estancamiento, haciendo progresos en lo que ya es correcto y corregir las deficiencias para adoptar nuevas múltiples formas para ser más contundentes y efectivos en aniquilar al enemigo.


Por ejemplo, ahora tienen el reto de cómo neutralizar a los detectores de minas de material sintético, porque el enemigo hasta ahora está usando solo detectores de material de hierro así como estudiar cada acción para sintetizar continuamente y basarse en las masas populares.



La guerra de minas como forma de acción es efectiva para aniquilar al enemigo y golpear su moral. Por lo que no deben caer en el contentamiento y estancamiento, haciendo progresos en que es correcto, corrigiendo las deficiencias para adoptar nuevas múltiples formas de acciones, cada vez más contundentes y efectivos en aniquilar al enemigo.


Las fuerzas del orden deben estar advertidos de esta forma de acción (guerra de minas), estudiar continuamente la táctica de su empleo y cuando penetren las zonas de operaciones o zonas guerrilleras tener siempre presente esta forma de acción que tiende a causarles bajas y golpear la moral del combatiente.



Benedicto Jiménez (Acero).


234 vistas