• Nación

¡Escazú, ya fue!


¡Se quedaron con los crespos hechos!


La progresía oenegera y ganapán del Perú, hoy sufre un gran revés. Pues en la comisión de relaciones exteriores del Congreso Del Perú, con 9 votos a favor, 3 en contra y ninguna abstención; se aprobó el predictamen que rechazó la ratificación del controvertido Acuerdo De Escazú (“Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe”), de las Naciones Unidas que fue adoptado en el 2018, y que tenía como fecha de cierre de adhesiones el 26 de setiembre del 2020.


Cabe resaltar, que la mayoría de países que vienen ratificando Escazú hasta ahora, son países de agenda progresista o de izquierda.


Votos de Acción Popular, APP, Podemos, UPP, Frepap y Fuerza Popular, aprobaron el dictamen de archivo del tratado, con sus votos a favor. Mientras que el Partido Morado, Somos Perú y el Frente Amplio votaron en contra, pues apoyaban (como era previsible), su ratificación.



Los congresistas que expresaron su postura en contra de su ratificación, manifestaron que la vigencia del Acuerdo de Escazú, afectaría la soberanía del país en materia de administración de justicia.


También consideraron, que el tratado no era necesario dado que el sistema jurídico peruano ya cuenta con regulación suficiente, en materia de acceso a la información y justicia ambiental.


Fernando Meléndez (APP), acusó al Poder Ejecutivo que el acuerdo internacional haya sido firmado sin contar con la opinión de la sociedad civil, comunidades indígenas ni los colegios profesionales.



“El Acuerdo de Escazú atenta contra la soberanía, menoscaba la independencia y soberanía del Estado peruano. Nos convierte en una nación frágil, porque abrimos la posibilidad de que las ONG, que postergan el desarrollo de la Amazonía, nos denuncien por cualquier circunstancia”, acotó. Su coparlamentaria, Tania Rodas, expresó en el mismo sentido indicando que el Acuerdo “subordina la soberanía del país”, en temas de derechos ambientales.


Por su parte, expresaron su disconformidad con que la votación se realice hoy los congresistas De Belaunde y Montoya. Sin embargo, se realizó de todas formas tal como estaba programada.


Así es la democracia, a veces se gana, a veces se pierde. Los sectores progresistas deben aprender a vivir con ello, no sólo cuando la suerte les favorece. Es de políticos aceptar las merecidas derrotas. Esperemos que lo hagan.



No cabe duda que el día de hoy, se impuso el sentido común. Así, nuestra Amazonía, su flora y fauna. Ese regalo tan maravilloso que Dios nos dio a todos los nacidos en el Perú, al igual que su soberanía, aún siguen perteneciendo a los peruanos, en lugar de caer en manos de intereses supranacionales.


¡Viva lo nuestro, viva el Perú!