• Juan Rivas

Celebrando a Cristóbal Colón


Deje que aquellos a los que les gusta culpar y encontrar faltas, mientras se sientan seguros en casa, pregunten: "¿Por qué no hiciste esto y aquello?"

Este personaje, se aventuró donde ningún otro hombre de su edad se atrevió a ir y vio cosas que ningún otro hombre de su época vio. Encontró un Nuevo Mundo. Por siglos ha sido visto y admirado como un héroe. Sin embargo, hoy es visto como un "saqueador del paraíso", un "esclavista" y un "genocida maníaco". Entonces, ¿Cuál es la verdad?¿Es un villano o héroe? La verdad, como siempre, es complicada. Especialmente si se tiene que regresar 500 años en el pasado para encontrarla e interpretarla. Hay que tratar de acercarnos lo más que podamos. ¿De acuerdo?


Cristóbal Colón nace en el año 1451 en Génova, Italia. Cabe resaltar que en aquella época en lugar, y estrato social, en el que nacieras iba a marcar tu futura vida. El padre de Colón era un tejedor de lana y espera que su hijo continuara con el negocio familiar, pero Cristóbal tenía otros planes en mente. La Era de los Descubrimientos estaba comenzando y el futuro le pertenecía a aquellos intrépidos que estuviesen a la altura de las circunstancias. El mar era el lugar donde los más valientes querían estar. A la edad de 30 años, Cristóbal Colón había navegado hacia Islandia, Irlanda y África. En alguna parte de estos viajes, se obsesionó con la idea de que existía una ruta al oeste que pudiese conectar Europa con la India, pero no había ningún mapa que consultar, solo los rumores de devastadores monstruos del mar y un océano interminable. Convencido de sí mismo, le presentó la idea al Rey de Portugal - que en aquel entonces era la potencia marítima - pero fue rechazado luego que los expertos del Rey sugieran que esto era imposible de realizar, una mera especulación y demasiado costosa para el riesgo que suponía. Colón no se desanimó y fue a proponerle lo mismo a los Reyes Católicos de España, Fernando e Isabel, quienes en primera instancia también le negaron el visto bueno. Sin embargo, tras ocho años de insistencia, los Reyes accedieron a ayudar a Colón y le concedieron tres pequeñas embarcaciones: la Niña, la Pinta y la Santa María.

En 1492, Cristóbal Colón alza velas. No había ningún sistema de navegación más que una simple brújula y las estrellas en el cielo. Una vez que dejaron las Islas Canarias, estaban solos. La tripulación se mantuvo firme por una semana, pero entrada la tercera semana en altamar empezaron a perder la cabeza. Aquí el liderazgo de Colón salió a flote y supo mantenerlos a raya para que luego de diez interminables semanas, el 11 de octubre de 1492, se viera tierra. En esta "nueva tierra", la tripulación de las tres carabelas se encontraron con tribu Taíno, en lo que fue el primer encuentro entre Europa y América. Los taínos fueron amables y se mostraban curiosos y Colón le ordenó a su tripulación que ellos mostrasen el respeto debido. Sin embargo, la idea de que Cristóbal Colón había encontrado el paraíso no era tan acertada. Las islas a la que llegaron también estaban habitadas por la tribu de los Caribes, una tribu de caníbales que - de acuerdo con el ganador del premio Pulitzer, Samuel Eliot Morison - veían a los bebés como un manjar o, en palabras de Morison, un "bocadillo sabroso". Así pues, como en cualquier momento de la historia de la humanidad, una población tenía de todo. Algunos eran buenos y otros no tanto.


Así pues, el "Nuevo Mundo", fue encontrado y el "Viejo Mundo" jamás volvería a ser igual. Cristóbal Colón, fue un hombre hecho para el mar. En tierra fue sobrepasado por políticos y burócratas, y es por su culpa que los ataques a la reputación de Cristóbal Colón se dan en nuestros días. No nos malentendamos tampoco. Colón no estaba exento de toda culpa. Vendió a los nativos como esclavos, pero el no inventó la esclavitud. Dicha práctica existía, y era común, mucho antes de los tiempos de navegante y siguió existiendo mucho tiempo después. En cuanto a la acusación de genocidio, no hubo tal. Hubieron atrocidades, si, pero la mayoría de ellas ocurrieron mucho después de la muerte de Colón. También existieron matrimonios entre los hispanos y los nativos que, eventualmente, darían paso a raza que ahora se conocen como "latinos".


Es injusto centrarse, sólo en los "pecados" de Cristóbal Colón, y es más injusto aún tratar de juzgar a alguien que vivió hace 500 años, bajo los estándares de nuestra época. Hay una razón por la cuál existan estatuas, colegios, pueblos, ciudades, festividades nacionales y hasta un país en nombre de Cristóbal Colón y la razón es la siguiente:

"Cuando celebramos a Cristóbal Colón, celebramos la llegada de la civilización occidental al hemisferio occidental"

Si usted no puede celebrar esto, dice mucho más de sus prioridades morales que del mejor explorador de la historia.


Juan Rivas.